Consejos para vuelos: viajar tranquilamente con tu bebé Los Angeles CA

Tal vez no conviene viajar en avión con tu bebé en los primeros meses posteriores a su nacimiento porque exige una atención casi ininterrumpida, alimentación y cambio de pañal, ya  que el riesgo de infección es alto y más si debes viajar con tu bebé en avión.

Alrededor de los tres meses de edad, los bebés ya pueden viajar, si es un viaje relativamente tranquilo. A esa edad ya no son tan frágiles como a veces piensan sus padres y es menos probable que sienta el viaje como un trastorno. Además aún no puede correr de un lado a otro como para darte problemas así que disfruta este tiempo y por ello estos consejos.

Salud: Debes completar una hoja de emergencias que contenga nombres y números de las personas que haya que contactar en caso de emergencia y la información de salud de tu niño y reportar ello al control de seguridad del aeropuerto en Los Angeles CA para evitar problemas.

Abordaje: Ten un sombrero para proteger del sol a tu bebé en todo momento. Además si le compraste un pasaje aéreo, lleva un asiento para auto aprobado por la Administración Federal de Aviación para que se siente tu niño ya que ese es el modo más seguro de viajar en avión. De lo contrario, lo puedes hacer también solo si hay asientos vacíos en el avión.

Presión del aire: Los bebés son más propensos a los dolores de oído por los cambios en la presión del aire en despegue y aterrizaje por lo que es recomendable amamantarlo, darle biberón, ponerle chupón o que tome líquido de un vasito con boquilla. Si está sentado en un asiento de auto, es mejor que lo hagas succionar algo allí en lugar de ponerlo al pecho por seguridad. Aquí usa siempre tu sentido común. Si duerme profundamente, déjalo descansar.

Por comodidad del bebé debes viajar siempre con alguna mantita, de modo que cuando te detengas en el aeropuerto, puedas ofrecerle un lugar cómodo en el cual pueda acostarse, gatear o lo que sea para estirar sus pequeñas piernas. También coloca un cambiador que sea práctico en los viajes para usar en los baños públicos o en el baño del avión, de no haber cambiadores. Los cochecitos de paseo se pueden utilizar en el equipaje de mano si la aerolínea te lo permite.

Viajar al lado de tus hijos es una experiencia muy hermosa y si lo haces con responsabilidad -más si ellos son bebés- esta experiencia es muy placentera e inolvidable.